Ubicación: Salta, Argentina
Superficie: 15.982,82 m2
Año: 2014
Fotografía: ERA Arquitectos; Santiago Badino

El estudio previo sobre el aprovechamiento y el rendimiento máximo de los espacios, llevó a la resolución del “modulo base” compuesto por un aula de 60 m2 más un pasillo de 3,5m de ancho. A partir de esto, se planteó sobre la organización funcional del edificio otro disparador como punto de partida, “el silencio”. Siendo ex alumno del San Agustín, el mismo fue inspirador de un esquema de partido el cual comprende sectores de patios separados para la reflexión y el encuentro con Dios.

Teniendo el “modulo base” como herramienta de proyección y la idea del silencio como formuladora de sectores separados, se definieron los bloques de edificios que comprenden los requisitos del programa de necesidades.

a) Sector inicial: Bloque conformado por dos pisos y un acceso independiente. Planta baja con los usos comunes y primer piso con las aulas. Todo se organiza en base a un patio con una huerta y un espejo de agua en el centro. El mismo cuenta con un sector cubierto por la planta del primer piso y un sector descubierto.

b) Sectores Comunes: Se ha planteado un acceso importante distinguiendo al edificio principal por completo. El mismo puede realizarse en una primera etapa o dentro del futuro crecimiento. Contempla en planta baja un espacio semi-cubierto, un importante hall de acceso distribuidor, la biblioteca, una sala de arte, talleres comunes y un sector de trabajo para los directivos de la entidad educativa en la planta alta. Este último es un lugar propuesto donde toda las autoridades máximas del colegio pueden trabajar en un espacio estratégicamente ubicado desde donde se puede observar casi la totalidad de los patios de los cuatro niveles: inicial, primario, secundario y terciario. En el subsuelo, cuenta con un importante S.U.M. divisible en dos o más salones pequeños que pueden funcionar de forma independiente o integrados. Estarán equipados para organizar actos escolares o actividades extra-escolares que puedan generar recursos económicos necesarios para el mantenimiento del edificio. Atrevesando el acceso, se ubica la capilla ocupando un lugar central en el establecimiento. La ubicación de los salones y de la capilla permite un funcionamiento de día o de noche independientemente de la actividad escolar.

c) Sector Primaria: A la izquierda del sector común se ubica el sector primaria respetando un concepto similar al utilizado en el sector inicial. El mismo cuenta con aulas y baños en planta baja y el resto de las aulas necesarias al igual que los baños en el primer piso. Anexado al edificio se encuentra un estacionamineto para uso de profesores, padres y personal de la institución.

d) Sector Secundario: Continuando con la etapa de crecimiento, este sector cierra el edificio principal, que sigue el mismo criterio de primaria e inicial. El mismo cuenta también con un acceso independiente que comparte un espacio exterior con el futuro sector terciario presentando una mejor vinculación. Cuenta también con su estacionamiento para profesores, padres y personal de la institución.

e) Sector Deportes: Sobre las calles Mar Blanco y Mar de Bering se ubica el área deportiva. Que cuenta con canchas de futbol, vóley y una de las ultimas cubierta con el fin utilizarla para múltiples actividades. Un área de vestuarios, bar y salas de juegos. Este sector está bien diferenciado por su actividad especifica.

f) Sector Iglesia y Casa Parroquial: En la porción de terreno separado por la calle se ubica la iglesia que cuenta con una gran nave central y dos laterales a las cuales accedemos por un gran nártex que da carácter e importancia a la Iglesia. Al final de la nave central se encuentra la sede presbiteral conformada por la sacristía y un depósito a los cuales se puede acceder de forma independiente. El remate en el fondo de la sede presbiteral es un espejo de agua con una gran cruz de hierro y delimitado por un muro curvo que genera un espacio restringido en el cual se ve la imagen de Jesús e invita al visitante a sumergirse en un clima de paz, tranquilidad y encuentro íntimo con Dios.

Detrás de la iglesia se ubica la casa parroquial, la cual sigue el criterio modular utilizado en el colegio. Los bloques edilicios conforman una C en donde ambos confluyen en un patio central delimitado por una serie de muros que dividen el área de uso público y la otra de uso privado de los sacerdotes. La casa parroquial cuenta en el área pública ubicada en planta baja con una serie de aulas y talleres para el uso comunal, así como también se encuentra una pequeña capilla. Por otra parte en el área privada, destinada al uso de los sacerdotes, se encuentra en planta baja el comedor, cocina, quincho, talleres, y sector de recreación. En el primer piso las habitaciones requeridas, una pequeña capilla, un micro-cine, biblioteca, living, baños y una terraza descubierta en la cual se puede realizar una futura expansión.

Al plantearse este edificio como modular, se pueden realizar en diferentes etapas de crecimiento que dependerán de las necesidades de expansión de la institución y de los recursos económicos con que se cuentan.

Se ha tenido en cuenta los siguientes criterios de sustentabilidad:

a) Tecnología del lugar: Se utilizarán tecnologías tradicionales y no tradicionales que sean comúnmente utilizadas por la mano de obra local, la interacción con algunas empresas locales puede definir exactamente que tipo de tecnología utilizar. Esta etapa es parte del proyecto definitivo a realizar.

b) Correcta elección de materiales: Los criterios que adoptaremos para la elección de los materiales serán en función de:

  • La salud: Que sean naturales y libres de tóxicos, inocuos para todas las formas de vida.
  • La ecología: Que tengan un origen local, es decir, un bajo impacto a la hora de su extracción y transporte.
  • La ética: Que tengan una repercusión social en su producción y que fomenten actividades y oficios.
  • La sustentabilidad: Que el material sea sostenible en su ciclo de vida, es decir, que tenga un bajo impacto ambiental durante todas las etapas de su existencia (extracción, producción, distribución, uso y desecho).
  • La reutilización y el reciclaje del material: Mientras más reciclable o reutilizable sea el material más adecuado será su uso.
  • La baja o nula emisión de sustancias tóxicas al aire y su capacidad de no alteración del campo magnético del entorno.

c) Uso del suelo: Se realizó un análisis del emplazamiento del edificio tomando en cuenta los parámetros de luz solar, resguardo y sombras. Para ello se utilizó estrategias de diseño solar pasivo que prioricen la luz natural.
También, se ha tenido en cuenta en el proyecto, la ejecución de obras que requieran retiro de material como subsuelos, con el objeto de aportar ese material para la nivelación necesaria del establecimiento.
Se ha planteado diferentes ingresos: uno principal que destaque la importancia de todo el complejo y otros accesos a los sectores inicial, primario, secundario y terciario. Además al sector parroquial, y el sector de deportes, cuentan con los suyos.

d) Salidas de emergencias: Dentro del predio se ha pensado en amplios pasillos de circulación que comprendan el menor recorrido posible a los núcleos verticales y sanitarios. Se diseñaron salidas de escape inmediato en cada sector particular favoreciendo el rápido desalojo del edificio.

e) Ahorro de energía: En la actualidad, es sumamente importante y necesario que un edificio de estas características, sea sustentable en su gestación, en su construcción y a lo largo del tiempo. Para ello es importante generar ahorro de energía y esto debe pensarse desde la etapa de anteproyecto. En este edificio contamos con ventilación cruzada que favorece el ahorro energético para refrigeración y genera buena recirculación de aire, haciendo que las aulas sean más saludables. Se propone realizar un estudio de asoleamiento, para definir las dimensiones de los aleros que darán sombra en verano y protegerán los vidrios de la exposición del sol. Además será tenido en cuenta el confort visual que necesitan los alumnos dentro de las aulas.

En la cubierta del sector común, estará previsto espacio para el montaje de paneles solares que abastezcan a las áreas comunes del edificio. Con respecto a la energía eléctrica, se utilizarán lámparas de bajo consumo, con atenuadores, temporizadores y controladores.

Se realizará un estudio minucioso, de las aislaciones a utilizar no solo desde el punto de vista energético, sino también para el correcto funcionamiento frente agentes externos.

f) Ahorro de agua: La cubierta-alero que sobrepasa uniendo el sector inicial y el sector primario, es un “captador de agua de lluvia”. Tiene a su vez una finalidad funcional ya genera dos patios cubiertos. El agua es transportada por el núcleo de escaleras de incendio hasta un tanque de reserva bajo tierra. Este agua será utilizada para el riego de todo el parque. Se evaluará la factibilidad de colocar una pequeña planta de tratamiento que recupere las aguas grises para consumo.

g) Terrazas verdes: Se propone un sistema de terrazas verdes, proveyendo soluciones de aislación hidrófuga y techados innovadores. Estas cubiertas mejoran notablemente la aislación térmica del edificio, logrando una importante reducción energética. También aumenta el área de espacios verdes del establecimiento, mejorando así la calidad de vida de los usuarios. El mantenimiento requerido para esta tecnología es similar al cuidado que se requiere para mantener un jardín a ras del suelo.

El proyecto del nuevo Colegio Milagroso Niño Jesús de Praga es el fruto de un pensamiento integrador, flexible y amigable con el medio ambiente. La propuesta reúne las mejores condiciones tecnológicas para una eficiente sustentabilidad y bajo mantenimiento, acorde a la tendencia mundial. Por último, contempla las necesidades de la nuevas formas de enseñanza de los establecimientos educativos modernos.

Ezequiel Rivarola Arquitecto.

Galería de Imágenes – Colegio Milagroso Niño Jesús de Praga